sábado, 26 de septiembre de 2015

¿A LA QUINTA, VA LA VENCIDA?


                    No es la primera vez que se plantea el proceso soberanista en Cataluña. Desde el siglo
                    XVII, hasta en cuatro ocasiones se ha llegado a proclamar la independencia, de forma
                    unilateral, y siempre ha acabado en rotundos fracasos.
                    En el año 1641, con la Guerra del Segadors, que transcurrió bajo el reinado de Felipe IV,
                    estalla la sublevación del 7 de junio de 1640, fecha en la que se produjo una explosión de
                    violencia liderada por segadores y campesinos, que atacaron a funcionaros reales y cas-
                    tellanos. Durante la rebelión, Pau Claris, politico y eclesiastico que presidia la Generali-
                    tat, proclamó la República catalana el 17 de enero de 1641. Dicha "independencia, duró
                    seis dias, momento en el que Claris rectifica y proclama al rey Luis XIII de Francia como
                    Conde de Barcelona, dejando al principado catalán bajo su soberania.
                    La revuelta catalana consiguió ser sofocada mediante la Paz de los Pirineos, firmada el
                    7 de noviembre de 1659, entre la monarquia española y la francesa. Con este tratado se
                    estableció la frontera entre las dos potencias, España y Francia, mediante los Pirineos.
                    La segunda intentona de independencia, duró apenas dos dias, estuvo vigente  durante 
                    la I República española. Un grupo de politicos dirigidos por José Garcia Viñas y Paul
                   Brousse, proclamaron en el ayuntamiento de Barcelona el "Estado catalán federado con
                   la República española". Tras dos dias de negociaciones con el Gobierno central, la pro-
                   clamación se revocó y su principal lider Estalisnao Figueras, se vió obligado a dimitir.
                   Con la proclamación de la II República española, se vuelve a producir una situación
                   tensa entre el Gobierno español y Cataluña. El tercer intento de independencia, viene
                   de la mano del presidente de Esquerra Republicana, Frances Macià, que tan sólo una
                   hora después de que el presidente de la República saliera al balcón del ayuntamiento de
                   Barcelona, para anunciar la nueva era politica, aparece en el mismo lugar, por sorpresa,
                   asegurando que en el nombre del pueblo de Cataluña se proclamaba la República Fe-
                   derada catalana dentro de la República española. Como respuesta, el Gobierno espa-
                   ñol envia a varios ministros a negociar con Macià, acordandose que el consejo de Bar-
                   celona actúe como gobierno de la Generalitat de Cataluña. Un año más tarde, se apro-
                   baria el primer Estatuto de Autonomia catalán, el Estatuto de Nuria.
                   La última vez que intentaron poner en marcha la via independentista, acabó sin el beneplá-
                   cito del resto del país. En el año 1934, con el gobierno de Lerroux, el presidente de la
                   Generalitat, Lluis Companys, proclamó de nuevo el Estado catalán, como argumento, que
                   el nuevo gobierno español era "fascista" y "monarquizante". Como consecuencia, este en-
                   frentamiento político, costó la vida a 46 personas y la detención de Companys y parte de
                   su gobierno, así como la clausura del parlamento autonomico y la suspensión del Estatuto
                   de Nuria. Hasta aquí, la penultima aventura, hasta el once de septiembre de 2012, donde
                   bajo el lema: "Cataluña, nuevo estado de Europa", y aprovechando el dia de la Diada, se
                   enciende de nuevo la llama independestista, fomentada por la Asamblea Nacional  Cata-
                   lana, encabezada por quienes todos conocemos, que ha desembocado en las elecciones
                   del 27 de septiembre de 2015.
                   Me pregunto si esta situación, deberia de haber llegado a producirse, y en mi mente bro-
                   tan un sinfin de respuestas, pero no consigo saber cual es la adecuada.
                   Lo cierto, es que este mismo lunes, podemos encontrarnos ante una situación que no por
                   anomala, deja de ser grave, que historicamente sabemos que es el quinto conato, pero del
                   que desconocemos cual puede ser su desenlance.
                   Que la sensatez y la cordura sean compañeras inseparables, de los que van a tener en
                   sus manos, lo que no quiero que dé en llamarse, el acontecimiento más importante des-
                   de la II República.
                   La unión es sinonimo de fuerza, y en esta ocasión lo que se está buscando por parte de
                   una minoria, es la rotura de la integridad del territorio nacional.
                   Con respeto hacia todas las posiciones e ideas, yo siempre abogaré porque: "A la quinta
                   no vaya la vencida."
                    
                  

                    

domingo, 13 de septiembre de 2015

PROLOGO DEL ÉXODO


                    La impunidad del desastre causada por la lucha denonada por el dominio, por el
                    ansia de poder sin limites, por la codicia, por la supremacia, por el afán de enrique-
                    cimiento de los poderosos, sin miramientos, caiga quien caiga, empleando las más
                    sucias argucias, y en muchos casos, sin ningun tipo de escrupulos, llegando a masa-
                    crar un país, arrancandoles la vida a sus habitantes. Claro, esto también forma parte
                    importante del negocio. Que les importa a ellos, la vida de los demás.
                    En estos últimos días, estamos siendo testigos presenciales del éxodo del pueblo sirio.
                    Algo inaudito en el siglo en que vivimos. Pero aquí nos empeñamos en rememorar las
                    peores páginas de las historia, con el ser humano en su epicentro, como sufridor direc-
                    to de sus consecuencias.
                    Oriente medio lleva decadas padeciendo las injerencias de los que lideran, parece ser
                    que por derecho propio, este planeta que habitamos. Cualquier excusa es valida, para
                    escudandose en los perjuicios que les pueden acarrear a ellos, intervenir de la forma
                    más impune, con el cinismo, y tras sembrar la desolación, son capaces de autodefinir-
                    se como "salvadores de Occidente". La hipocresia está servida.
                    Todos sabemos, que tras el escaparate que nos quieren mostrar, hay un almacen que
                    esconde las verdaderas causas por las que se producen los hechos inhumanos que es-
                    tán ocurriendo.
                    Y el mundo calla, y hasta se atreve a dar la espalda, impasible ante el dolor de miles 
                    de personas que tratan de huir de la barbarie, dejando atras la tierra que les vió nacer, 
                    y que probablemente, la mayoria de ellos, no volverán a pisar. El destino, con la ayuda
                    inestimable de los intereses creados, les empuja irremisiblemente a su nueva condición:
                    la de refugiados. Pero no donde elijan, sino donde le designen los responsables directos
                    de su nuevo "status".
                    Todo el mundo parece estar sordo y ciego, ante lo que parece ser el prologo del éxodo,
                    aunque la mayoria deseamos y ponemos todo nuestro empeño, en tratar de que sea el
                    final. Impotencia y desolación, es lo que se siente al ver la pasividad en la que están
                    sumidos, los que de una u otra forma, podrian evitar que estos sucesos pasen a engro-
                    sar las páginas de la Historia.
                    Desde aquí, mi apoyo y solidaridad con todos los que en contra de su voluntad, llevan
                    colgada la etiqueta de "refugiados".